REFLEXIONES Aprendí que la vida te enseña , no importa la edad que tengas, te pone en determinadas circunstancias para que uno avance y evolucione en este corto viaje que es la vida. Y me costo entender que nadie puede cambiar la forma de pensar de otra persona, que no puedes vivir la vida de otro, que no puedes quitarle de su mente lo que piensa, como vive o lo que siente, que cada quien debe vivir su propia vida sus experiencias, sus tristezas, sus alegrías, sus dolores, sus enfermedades , sus alegrías y victorias. Cada uno es dueño de lo que le pasa de sus propias decisiones , tenemos que estar conscientes y despiertos para que cuando vivamos lo hagamos pensando primero en uno mismo, pero principalmente pensando en los demás. Recuerda que las palabras y las acciones salen de nosotros y es como un bumerán tarde o temprano regresan. Por eso cuida lo que dices y piensa en lo que haces.