Hoy le doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de conocerte, de estar a tu lado, de compartir un hogar. De poder disfrutar de bellos momentos, de brindarme la tranquilidad que necesitaba mi vida. Muchos años de conocerte y nunca pensé que Dios tendría la dicha de unir nuestras vidas. Por tantas cosas bonitas quiero decirte una vez mas Te amo, Te amo y Te seguiré amando.